#77 – El Aspecto Femenino, el Aspecto Masculino y la liberación de las mujeres

Erase una vez la Fuente que estaba aburrida y quiso experimentarse fuera de si misma. Y explotó en lo que los científicos llaman el Big Bang y se dividió en muchas partes que hoy llamamos Almas.

Y esas Almas jugaron a infinitos juegos para volver a la Fuente y gracias a ello floreció la Creación, y en ella muchos Universos, incluído éste.

Y esas Almas nunca pudieron volver a la Fuente, porque eso no formaba parte del diseño y la dinámica originales.

Y esas Almas siguieron y siguen jugando en la Creación y sus Universos, todos gobernados por la Dualidad.

Porque la Fuente, además de subdividirse en Almas, creo dos Aspectos, el Aspecto Masculino y el Aspecto Femenino, que siempre han sido el telón de fondo donde se ha desplegado el acto de la existencia de las Almas y lo que ellas Crean.

Al principio, y durante muchos eones, dominó el Aspecto Femenino, en una proporción de 2/3 respecto a 1/3 que representaba el Aspecto Masculino.

Tuvo que ser así. Las Almas, en sus juegos de Creación y Expansión, necesitaban mucho más del Aspecto Femenino, que era el Hogar, el nido, la base desde la cual el Aspecto Masculino salía a descubrir nuevos reinos de Expansión.

Y la Creación creció, y así sus Universos, y en este Universo aquí conocido las Almas habían ya creado muchos reinos diferentes, que se acabaron materializando en galaxias, constelaciones, estrellas y planetas.

Y las Almas encarnaron en Conciencias no físicas y más tarde en Cuerpos Físicos. Lucharon durante mucho tiempo para expandirse y conquistar, siempre con el Aspecto Femenino (de 2/3 de peso) como base y el Aspecto Masculino (de 1/3 de peso) como el activo expansor y conquistador.

Ah, y solo aquellos que son capaces de cerrar los ojos e ir muy profundo dentro de si mismos y de la Creación, sí, ell@s saben que un día la Expansión se torció en Contracción.

Las luchas entre las Almas, entre los clanes que habían formado, se habían tornado demasiado grandes, demasiado intensas. Las Energías que movían esas Familias Angélicas o Razas Extraterrestres en sus anhelos de poder y crecimiento provocaron un bloqueo en la mismísima Expansión de la Creación.

Todo se estancó y poco a poco surgió el potencial de que la Creación, lejos de seguir expandiéndose (ya había llegado al límite del acto inicial), colapsara sobre si misma y todo desapareciera en una suerte de mastodóntico agujero negro.

Y el Aspecto Femenino, siendo el dominante, se sintió profundamente culpable de lo que estaba ocurriendo. Sintió culpa y vergüenza por no haber sido capaz gestionar bien a los Ángeles de la Creación.

Y un día llamó a reunión al Aspecto Masculino y le dijo: «Abandono mi posición como proveedora de la base desde la que las Almas salen a conquistar y Crear nuevos mundos. A partir de ahora, Aspecto Masculino, tu estás al mando de estas Almas incontrolables. Haz con ellas lo que quieras».

Y el Aspecto Femenino se retiró y desapareció en el más profundo de los olvidos para redimirse de la culpa y la vergüenza con las que ella se percibía a si misma.

Oh, y las Almas, que ahora ya eran clanes angélicos muy bien definidos, tuvieron que dejar de luchar entre si para tener más poder y tuvieron que reunirse para buscar una solución al estancamiento de la Energía y su consecuente peligro de extinción total.

Y se llegó a un acuerdo: un Planeta sería creado en un remoto lugar de una de las Galaxias llamada Vía Láctea. Y los Ángeles empezarían a encarnar en ese planeta denso y sólido, para encontrar una solución al estancamiento de la Energía en toda la Creación.

La idea era que representando este Acto de Conciencia en ese remoto planeta de particular materialidad, los Ángeles podrían entender de una forma totalmente completa cómo salir de esa adicción a la lucha por el poder y las ansias de expansión que habían llevado a la Creación casi al desastre.

Y eso es lo que los Humanos estamos haciendo en el Planeta Tierra. A nuestro ritmo de recuerdo… Y todo sigue su curso. Y todo está bien.

¿Y sabes una cosa? El Aspecto Femenino todavía continúa ausente. Sí. Y el Aspecto Masculino es ahora el dominante. Lo ha sido en el pasado y todavía lo es, aunque por poco tiempo.

¿Y sabes otra cosa? Ya es hora de que el Aspecto Femenino vuelva al lugar que le corresponde en el mundo, junto al Aspecto Masculino, y juntos abran las puertas de la Nueva Era.

Y eso está sucediendo. Es lo que están haciendo las mujeres de este mundo. ¡VOLVER! Digo mujeres, pero en realidad debería decir mujeres y hombres, porque todos tenemos al Aspecto Femenino y al Aspecto Masculino dentro de nosotr@s, seamos hombres o mujeres.

Aunque, por supuesto, son las mujeres las que están encarnando la vuelta del Aspecto Femenino en su mayor parte.

Este es un tema muy delicado y muy importante, así que tenemos que ir con cuidado al definir y referirnos a todo esto.

¿Puedes sentir, hombre, mujer, quien seas, la culpa y la vergüenza que la gran mayoría de las mujeres todavía llevan a cuestas?

Yo sí.

(respira profundo)

Yo puedo verlo en sus ojos. En la manera como actúan, en las dificultades que deben afrontar todavía cada día. Pero no son sus dificultades solo. Son las dificultades de todos.

La Energía Femenina debe volver, y pronto, no porque sí, sino porque haya trascendido la culpa y la vergüenza ancestrales que la han acechado, y la Energía Masculina debe ayudarla en ello. Sin embargo, déjame que te diga que deben ser ellas las que se transformen a si mismas…

Y eso ya está ocurriendo y es una alegría verlo.

La cuestión es que todo tiene un por qué, siempre, y ya es hora de que la cosa se equilibre. Es hora de que el Aspecto Masculino y el Aspecto Femenino se coloquen a la misma altura, se miren, se den las manos y se despidan, en realidad. Y surja algo nuevo. Eso que llamamos la Nueva Energía, la Nueva Conciencia; ir finalmente Más Allá de la Dualidad.

Todos, dentro de cada uno de nosotros, seamos hombres o mujeres, pero en mayor grado las mujeres, debemos permitir que el Aspecto Femenino vuelva de su olvido de culpa y vergüenza. Que se trascienda a si misma, se ame y vuelva al trono junto al Aspecto Masculino, que está totalmente desorientado (con nefastas consecuencias) sin su otra mitad.

Para que podamos trascender la feminidad y la masculinidad tal como las conocemos: limitadas. La feminidad por haber abandonado el barco y la masculinidad por haber tenido que hacerse cargo de más de lo que le tocaba.

¿Ves de dónde viene ese peso que tiene que arrastrar la mujer sin que sea nada justo? ¿Ves por qué la mujer parece tener tanta dificultad para desarrollarse?

Yo sí.

Díría que la mujer es esclava de si misma y de su olvido. Hasta una profundidad insospechada.

¿Cómo darle la vuelta a eso?

Ya te digo, eso está ocurriendo. Las mujeres reclamando la igualdad a la que ellas mismas un dia renunciaron… ¿Sí? No es que sean los hombres los que deban darles la igualdad. Los hombres están totalmente perdidos, en su lucha por el poder. Se trata de ellas. Deben volver a si mismas y amarse trascendiendo su lejanísimo pasado.

De nuevo, no es cuestión tanto de hombres o mujeres, que también, es más bien del Aspecto Femenino y el Aspecto Masculino, la Energía Femenina y la Energía Masculina que todos los seres humanos, como Almas que somos, tenemos dentro de nosotros…

¿Qué vamos a hacer con ello?

Este artículo sólo es un intento de recordatorio para que tú, seas hombre o mujer, pero sobre todo si eres mujer y/o encarnas más el Aspecto Femenino en la actualidad, te preguntes hasta qué punto estás preparad@ para aceptar ese cambio, esa vuelta del Aspecto Femenino en ti, en esta era, en este siglo XXI, en esta maravillosa época de entrada a la Nueva Energía y creación de Nuevas Tierras.

Respira y mira muy dentro tuyo. Mira en qué grado el Aspecto Femenino está ausente y todavía sintiendose culpable y avergonzado. En definitiva, traumatizado y herido… Y permítele volver en la medida que esté preparado.

E igualmente revisa como está tu Aspecto Masculino en tu interior y dile que el femenino necesita su tiempo, que ya está aquí, y que tenga un poco más de paciencia. Dile que el poder debe volver a ambos.

Quizá ya no es necesaria más violencia de género… Quizá ya no es necesaria más lucha de las mujeres por su igualdad… Quizá ya no es necesario que haya personas que tengan que agredir a aquellos hombres que portan más energía femenina que masculina… Quizá nos podemos dar cuenta ahora de que todos somos todo, a pesar de la Energía que estemos encarnando.

Todo fue un juego, que viene de muy lejos.

No sé que vas a hacer tú, pero yo voy a coger las manos de mi Aspecto Femenino y mi Aspecto Masculino y les voy a decir: «Lo estamos haciendo. Ya lo hemos hecho. Podemos estar juntos de nuevo en igualdad y en paz. En equilibrio. Y crear algo nuevo y mejor».

Muchach@s, creo que ya lo tenemos. Y permíteme una última pregunta al Aspecto Femenino de la Creación: «¿Estás Aquí ya? ¿Toda tú?».

PD 1. Esta explicación de la Creación y el Aspecto Femenino y Aspecto Masculino está inspirada en… y es una síntesis y una reescritura de… materiales del Círculo Carmesí como El Viaje de los Ángeles, La Herida de Isis, La Herida de Adam y algunos más.

PD 2. La lucha por el poder del Aspecto Femenino y el Aspecto Masculino, primero juntos, y del Aspecto Masculino, más tarde solo, siempre ha estado motivada por la búsqueda de Energía externa y la falsa concepción de que, una vez fuera de la Fuente, toda Energía está fuera de nosotros como Almas. La Nueva Energía, precisamente, es aquella que estamos hallando en nuestro interior. Y es infinita. Y por ser infinita acaba de una vez por todas con el conflicto inicial.

----------------------------------
Comparte con tu comunidad:

¿Conectas? Suscríbete

Te enviaré una ALERTA cada vez que publique nuevo contenido. Es completamente gratis y puedes darte de baja cuando quieras.

Haz una donación

2 comentarios en «#77 – El Aspecto Femenino, el Aspecto Masculino y la liberación de las mujeres»

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00