#5 – Volver y volver a la Identidad No Humana

Mira, a veces cuando me despierto por la mañana, digo: «joder, otra vez en este mundo. ¿Qué voy a hacer hoy?».

Y luego empiezo a Respirar con Conciencia o Respirar Interdimensionalmente, como yo lo llamo.

Aún no he salido de la cama.

Y cuento las respiraciones que hago.

En mi cabeza.

Es una actividad mental, pero a mí me ayuda a salir de la Identidad Humana.

Cada día lo veo más claro. Esto se trata de Soltar.

Soltar la Identidad Humana.

Y volver a la Identidad No Humana.

Llamémoslo así.

Y en eso encuentro la alegría de levantarme. El propósito.

Porque todavía estoy en la cama, recuerda.

Debajo de la sábana y el ededrón.

Y hace un frío del carajo. Estamos en inverno.

Respiro y respiro. 50 respiraciones. Inhalaciones y exhalaciones. Lentas. Intensas, pero no intensas.

Y voy soltando la Identidad Humana.

Y me dejo ir en el espacio de la no identidad.

Humana.

Que es profundo.

Y me dejo ir en ESO una y otra vez, con cada respiración.

Estoy entre las dimensiones.

En un espacio que sólo soy yo.

Mi Conciencia.

Voy y vengo.

Aquí y Allí.

Estoy Aquí. Respiro. Estoy Allí. Respiro.

Durante las 50 respiraciones vuelvo y vuelvo a la Identidad No Humana.

Navego en ella. Floto en ella.

Esto lo hago algunas mañanas. Antes de salir de la cama. No todos los días.

Aunque sí todos los días respiro en algún momento.

Porque es la mejor manera de ser yo. De conectar conmigo.

Y de convertirme en aquello en que yo he elegido convertirme.

Me estiro como un gato.

Buenos días.

----------------------------------
Comparte con tu comunidad:

¿Conectas? Suscríbete

Te enviaré una ALERTA cada vez que publique nuevo contenido. Es completamente gratis y puedes darte de baja cuando quieras.

Haz una donación

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00