#3 – La causa de fondo del Covid-19

La mayor parte de la gente ve la venida del virus Covid-19 como una desgracia aleatoria.

“Es que las pandemias ocurren cada determinado tiempo”, dicen los científicos.

Cierto, si miramos el pasado.

Y ahora tenemos con mucha fuerza a los llamados conspiranoicos, que buscan otro tipo de explicaciones.

Y todas son alarmantes y se agarran con uñas y dientes a la más extrema dualidad.

  • Que si hay una elite que domina el mundo y han creado el virus en un laboratorio para destruir a la humanidad y apoderarse de todo…
  • Que si Bill Gates forma parte de esto y aprovechará la vacuna para inocularnos, a los pobres ratones humanos, un microchip para controlarnos mejor…
  • Que si el virus no existe, como dice David Icke, y las susodichas élites nos están haciendo creer que sí como excusa, mientras van asesinando a ancianos en residencias con métodos muy extraños…

Y eso es verdad.

Lo de que existe una élite que domina el mundo, digo.

¡Cuidado con ellos!

Y lo digo en tono irónico.

Porque a mí estas explicaciones conspiranoicas del virus sólo me parecen el cuento de nunca acabar…

Y luego está la opinión de Adamus Saint Germain, de Crimson Circle, que afirma que el virus es una creación de la humanidad, y cuando digo humanidad me refiero a todo el mundo:

  • Los científicos perdidos…
  • La gente de a pie que viven como zombies tontos o zombies no tan tontos…
  • Los conspiranoiocos de la New Age…
  • La gente más despierta y desapegada (no miro a nadie)…
  • Los monos…
  • Las mariposas…
  • Los elefantes…
  • Las rocas de un volcán…

Todo el mundo.

Literalmente.

La humanidad en global.

Adamus explica que este mortífero virus lo hemos creado entre todos.

Lo ha creado la conciencia humana.

¿Para qué?

Pues para provocar un cambio, principalmente en las estructuras financieras a través de las cuales funciona todo.

¿Por qué?

Porque la riqueza está muy mal distribuida.

Puedes ver el vídeo aquí.

Y es cierto, ¡eso es lo que está ocurriendo!, si lo miras objetivamente…

El virus se ha cargado la economía mundial, aunque ya sabemos que los que han pringado, como siempre, son los más débiles: el trabajador de a pie, la pequeña y mediana empresa, etc.

Y para rematar, Adamus afirma que toda la gente que ha muerto, que en números de enero de 2021 son dos millones de personas en todo el mundo, eran Almas que ya querían marcharse de este planeta porque sabían que vivir aquí de la manera que lo estaban haciendo no era apropiado.

No lo sabían a nivel humano, quiero decir, lo sabía su Alma.

Y que la mayor parte de esta gente al morir han ido a alguna de las más de 200 Nuevas Tierras que hay, para regenerar su conciencia y volver a encarnar en este Planeta Tierra mucho más limpios.

Vaya, que el virus es un acelerón de conciencia para el planeta y en el fondo algo positivo.

Sí, aunque es algo muy triste que haya muerto tanta gente, hay un motivo detrás que tiene su causa de ser.

Y ésta es buena.

¡Buena!

Pues bueno.

Mi opinión se acerca mucho a la de Adamus. Será quizá porque estoy pendiente de él, de lo que dice, porque en realidad (lo sé) está canalizando mi Conciencia y la de otras muchas personas.

Yo también pienso que el problema número uno de este mundo es la mala distribuión de los recursos y la riqueza.

Y sí, la élite de banqueros millonarios (y satánicos, ¡oh!) existe. Y domina el mundo.

¡PERO ESTÁN AHÍ PORQUE NOSOTROS QUEREMOS!

Nosotros, la humanidad, digo. La conciencia de la humanidad.

People have the power!, ¿recuerdas? Always!

Si no estuvieran los Rockefeller y los Rothschild y no sé quien más…, ¡pues estaría chupando del bote Perico de los Palotes!

La cuestión es que ellos son un reflejo de la humanidad.

No los podremos señalar como culpables de la pandemia o de las desgracias del mundo.

Ellos son sólo la herramienta ejecutora.

Sí, quizá crearon el virus en un laboratorio chino con fines catastróficos.

Sin embargo, quien verdaderamente creo el virus somos todos: tú, yo y todo el mundo.

Y se manifestó a través de ellos.

Da igual la manera…

El caso es que este virus ha venido a romper una forma de funcionar económica que es totalmente injusta. Estúpida, diría.

Pero que los humanos NO éramos capaces de cambiar.

Aunque ya tocaba.

¿Y qué pasa cuando hay que hacer un cambio y no se hace?

Pues que acabamos atrayendo algo que provocará el cambio.

Y eso es el Covid-19.

Una creación global que nos trae el cambio que deseamos.

¡Pero mira cómo está el mundo en el que vivimos!

  • Millones de personas que mueren de hambre cada año…
  • Millones de seres humanos que tienen que luchar cada día para llevarse algo a la boca y subsistir…
  • Millones de familias que no llegan a final de mes y están sufriendo lo insufrible…
  • Y un sistema financiero y unos bancos que tienen toda la riqueza material y los ojos hinchados de poder…

¡Cuando el planeta tiene recursos suficientes para que todo el mundo tenga lo que necesita, por lo menos 4 veces!

Pero, claro, los recursos están mal distribuidos.

Vale.

Y como los humanos somos tan tontos o tan poco conscientes que no sabemos gestionar nuestra riqueza, pues tiene que venir un elemento (aparentemente) externo a gestionarla por nosotros.

Un virus, que lo que hace en primer lugar es hundir las estructuras financieras.(Ahí le has dado, Adamus. Totalmente).

Que es lo que ha hecho y sigue haciendo el virus.

Su verdadera causa de fondo.

Hacer que caigan las viejas estructuras económicas al menos iniciar el proceso para que la humanidad se vea forzada a implementar cambios hacia una sociedad más equitativa. Más justa.

Y el principal cambio es que debemos dejar de buscar la riqueza fuera de nosotros y empezar a buscarla dentro.

Porque esa riqueza interior es infinita.

La energía es infinita. ¿Por qué el común de los mortales tenemos que estar suplicando por ella?

¿Sabes que hay tanta energía en un centímetro cúbico de aire como para proveer de electricidad a una ciudad como Nueva York durante 10 años?

Ya lo decía Tesla, de alguna manera. Pero se quedó en agua de borrajas.

La conciencia humana estaba muy mal-caminando, por así decirlo, por la senda de la escasez, y ha tenido que venir un virus (made in humanity) para poner las cosas en su lugar. Punto y pelota, como dicen.

Y vendrán más cosas.

La próxima, dice Adamus, es otro virus, pero está vez informático. Y éste viene con el potencial para acabar de cargarse aquellas estructuras económicas injustas y estúpidas que todavía estén en pie. Ya veremos…

¿Qué vas a hacer?

¿Qué vamos a hacer?

  • ¿Seguir viviendo como tontos y llorar en nuestra inconsciencia por los cambios que nosotros mismos provocamos?…
  • ¿Seguir señalando con el dedo a las élites oscuras de todo lo que pasa e ignorar que nosotros mismos las mantenemos ahí?…
  • ¿Culpar a los políticos, que están ahí porque los hemos votado y son una representación de nuestra conciencia?…

¿En serio?…

¿O vamos a empezar a responsabilizarnos (primero a nivel personal y luego global) para hacer los cambios que todos sabemos que hay que hacer, y que todos queremos, antes de que manufacturemos la próxima desgracia?

¿Tú qué eliges?

Déjame tu opinión en los comentarios.

Gracias.

----------------------------------
Comparte con tu comunidad:

¿Conectas? Suscríbete

Te enviaré una ALERTA cada vez que publique nuevo contenido. Es completamente gratis y puedes darte de baja cuando quieras.

Haz una donación

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00