#25 – Por qué una persona que está pasando por su Despertar Espiritual nunca se puede volver loca

Hola, te voy a contar la metáfora de la habitación, la silla y el hornillo de gas para que entiendas una cosa: una persona que despierta nunca se puede volver loca.

Siempre estoy explicando qué es el Despertar Espiritual de la manera que yo lo conozco porque, aunque creo que hay muchos tipos de despertar, siento que hay en mi explicación algo que es universal.

A ver, según yo lo entiendo, Despertar significa dejar atrás tu Identidad Mental y tomar conciencia de otra Identidad que también eres.

Hay una parte de ti que ha elegido esa transformación.

Y es un viaje que empieza normalmente con una crisis.

Y diría que es inevitable.

La crisis.

Grande o pequeña.

¿Cómo, si no, tu Yo Expandido hará que tú, el Yo Contraído, salgas de eso, del Yo Contraído, y empieces a ver quién eres más allá del Yo Contraído?

Mucha repetición en esta frase, pero práctica.

Mira, hoy se me ha ocurrido que el Despertar es algo así…

Lo de la metáfora…

Échate para atrás y respira.

Comienza la historia.

Un buen día entras en una habitación totalmente amueblada y que tiene una silla en el centro. Te sientas en esa silla y al cabo de un rato «alguien» enciende un hornillo de gas que está debajo de la silla pero que tú no habías visto.

Piensa que esa habitación es toda tu vida. Todo lo que hay en ella es tu vida: los muebles, los cuadros, los objetos… Todo.

Y la silla donde estás sentado es el centro de tu vida. Tal como la conoces.

Esa habitación era el lugar desde el que estabas viviendo tu vida.

Sentad@ en esa silla.

Entonces el hornillo de gas va echando fuego y te va calentando el culo.

Notas que algo no está bien. Hace calor. Algo no es como antes en tu habitación.

Y el hornillo va quemando.

«Alguien» sube un poco la potencia del hornillo.

Te quema el culo hasta el punto que tienes que levantarte de la silla y miras a tu alrededor.

«¿Qué produce este calor?».

Y te vuelves a sentar en la silla. Te vuelves a acomodar en tu vida, en la vida que tenías.

Pasa el tiempo y te acostubras a ese calor.

Sin embargo, lejos de bajar, la temperatura continua subiendo.

«Alguien» sube más la potencia del hornillo.

Se hace insoportable estar sentado en la silla, continuar con tu vida.

Te desesperas.

«¿Qué voy a hacer? Nada de lo que haga sirve para acabar con este calor. No sé de donde viene. ¡Joder, estoy incomod@!».

Y esta situación dura y dura…

Y tú sentado en tu silla sudando.

Y no ves ni hornillo ni nada.

Hasta que un día, «alguien» pone el hornillo a la máxima potencia y ya no te puedes sentar.

Empiezas a dar vueltas por la habitación, ya nervios@, buscando en ella un lugar donde sentirte bien.

Pero el hornillo ya ha prendido fuego a la silla y ésta se esta quemando…

Y más pronto que tarde, el fuego se extiende por los otros muebles de la habitación.

Es imposible estar en esa maldita habitación.

¡El calor te está matando y el humo te está ahogando!

De pronto, no sabes por qué, levantas la vista y ves que hay una puerta…

Tampoco la habías visto antes.

Pero está allí. Y está abierta…

Como invitándote a salir.

Pero tú no quieres ver esa puerta.

Solo quieres estar en tu habitación, en tu vida. Volver a sentarte en tu silla, que ahora es como una estructura de 11 carboncillos…

«Por Dios, ¿qué me está pasando? Mi vida ya no es como antes. Todo se esta incinerando a mi alrededor».

«Maldita sea».

Ni siquiera te diste cuenta que el fuego empezó debajo de la silla donde estabas sentado.

Pero eso da igual.

La silla ya no existe.

¡Y la habitación entera está en llamas y tú desesperad@!

Solo estás pensando que ya no tienes una silla donde sentarte porque, ¡vaya mierda!, «alguien» la quemó…

Bien, eso es el Despertar Espiritual.

Un cambio de considerable y cuántica envergadura.

O sales de la habitación o te vuelves loc@.

Y el fuego es tu locura. Tu malestar.

Ya te lo avanzo: vas a tener que salir.

Sólo tienes esa posibilidad.

Tu Yo Contraído (el Humano) va a acabar saliendo. De lo contrario, enfermaría.

¿Se ha quedado alguien que despertara dentro de la habitación y se ha vuelto loco?

Mira, no lo creo.

Momentáneamente, sí.

Pero al final acabas saliendo.

Tienes que hacerlo.

Imagínate que esto no fuera una metáfora y que que esa silla, esa habitación y ese fuego fueran reales. ¿No acabarías saliendo?

Vaya que sí.

Pues.

Claro que sí, acabas saliendo de tu antigua indentidad dormida y punto.

En el Despertar Espiritual la locura es el rato que te quedas intentando recuperar quien eras.

Bueno, y se llama Despertar porque precisamente despiertas a una nueva parte de ti, como dije antes.

Todas las personas que despiertan a su Conciencia se vuelven locas durante un rato.

Hasta que el fuego de su Espíritu les quema el culo tan fuerte que tienen que salir de la habitación.

¡AH, POR FIN SE DESCUBRE LA IDENTIDAD DE ESE «ALGUIEN» QUE HA IDO SUBIENDO LA POTENCIA DEL HORNILLO DE GAS!…

TU ESPÍRITU. TU YO EXPANDIDO.

Pues eso, al final la habitación queda totalmente incinerada.

Tu antigua Identidad desaparece completamente y te encuentras con la nueva.

Y tu locura dura el tiempo que tardas en entenderlo, primero; aceptarlo, segundo, y adaptarte, tercero.

Querid@ amig@, si ahora mismo te encuentras en esta situación que estoy describiendo y te sientes identificad@ con la metáfora de la habitación, la silla y el hornillo de gas divino, te pido que alces la vista y veas que hay una puerta.

Ya te lo dije…

Y en el otro lado de ella está tu Espíritu, tu Divinidad; y justo delante de tu Divinidad estoy yo saltando, moviendo los brazos con gran afán y gritándote a pleno pulmón:

«¡Levántate y sal!

¡Levántate y anda!

¡Por aquíííííí!

¡Cruza la puerta!

¡Elegiste este cambio!

¡Ya no hay vida antigua!

¡Es ceniza!

¡Desapareció!

¡Todo esta bien aquí fuera!

¡Levántate y camina hacia la puerta!».

Muy bien.

Yo no puedo hacer eso por ti. Quiero decir, tus piernas son tuyas. Y el fuego de la locura que te está quemando no es más que tu propio fuego.

Cuando cruces la puerta se acabó el sufrimiento.

Te lo aseguro.

Sal.

NO VAS A PERDER NADA Y VAS A GANARLO TODO.

De hecho, jamás habrías hecho este cambio sin el fuego de tu hornillo. Te habrías quedado en la inconsciencia de tu antigua Identidad Mental.

¡Y en realidad no querías eso!

Es entenderlo y aceptarlo, aunque al principio cueste.

Querías una transformación.

Si no, nada de esto hubiera ocurrido.

El fuego ni siquiera habría empezado.

AUNQUE QUIZÁ AHORA NO LO ENTIENDAS, TÚ LO DISEÑASTE.

No el tú que se levantó de la silla y está saliendo de la habitación, sino el TÚ que te espera fuera.

TÚ.

El nuevo SER HUMANO + DIVINO en el que te estás convirtiendo.

Recuerda, mira la puerta que está allí y sé consciente del tipo que te grita. Soy yo, con este artículo escrito en mis manos…

Sí, amig@.

Te estoy recordando que puedes elegir salir cuando te sientas preparad@.

Tranquil@, el fuego es de mentirijilla (aunque muy real) y todo es una ilusión.

Todo es tu Creación.

Excepto el cambio que tienes delante de ti, el Despertar.

Eso no es ninguna ilusión. Es una Realidad. Tu Realidad

Fuera de la habitación (fuera de la Mente) está tu Nuevo Yo.

Y todo se va a poner fácil cuando salgas.

¡No te vas a volver loc@!

Solo se vuelven locos aquellos que están encerrados en alguna habitación de su Mente y eligen experimentar todos los rincones de esa habitación. No han elegido despertar en esta vida y no hay fuego. Todavía no lo eligen.

Tú sí.

Eso es la esquizofrenia, el trastorno bipolar, etc. Los locos de verdad quizá quieren experimentar su locura en forma de esquizofrenia, bipolaridad, depresión o ansiedad de forma permanente.

Tú no.

Tu esquizofrenia, bipolaridad, depresión o ansiedad se acaban cuando sales de la habitación.

Te estoy contando mi experiencia, por si te sirve. No estoy haciendo ninguna valoración psiquiátrica. No es esa mi función.

Si estás leyendo esto es que seguramente ha llegado el día de tu Despertar y, aunque te parezca que te estás volviendo loc@, eso jamás puede suceder.

Porque el fuego te hará salir de la habitación…

¡Buenas noticias, tu locura y tu caos son provisionales!

Y pasarán.

Levántate y sal.

Nada más.

Una persona que despierta jamás puede convertirse en un ser desequilibrado.

(Mi premisa hoy)

Solo puede convertirse en algo nuevo y que está totalmente fuera de cualquier desequilibrio.

FUERA, ¿sí?

Fuera de la habitación.

Ok.

Todo esto es una metáfora, no te lo tomes al pie de la letra, por favor. Y no solo sirve para el Despertar, sino también para la Realización o la iluminación Encarnada. O en realidad para cualquier cambio verdadero que hayas elegido en tu vida desde la profundidad de tu Ser.

Quizá para ti el «hornillo debajo de la silla» simplemente es que te sientes mal en un trabajo, en una relación, con los amigos que tenías, que te sientes incómod@ con la vida que llevabas, que todo parece salirte mal, que tienes problemas extraños de salud y no sabes qué carajos está pasando…

Bien.

Espero que este escrito te sirva de ayuda para entender que el Despertar es un cambio que está ahí por una razón y que para nada te estás volviendo loc@.

El primer Despertar Espiritual de una persona no es nada fácil.

¿Me dejas que te diga una cosa?

Eres muy valiente.

Entender y aceptar que tu mism@ estás incinerando tu antigua Realidad es ciertamente de valientes.

  1. Si así lo has elegido, la habitación donde estabas se quemará inevitablemente.
  2. La silla donde estabas sentado ya no existe.
  3. Y hay muchísimas otras sillas que están en otras habitaciones que son mucho mejores. ¿No quieres salir a descubrirlas?

Tu vida no se acaba en esa silla.

Si tienes cualquier duda o te apetece contar tu experiencia con el «incendio de tu Despertar», puedes dejar un comentario debajo. Seguro que hay otros lectores que te lo agradecerán infinito.

Y si requieres el apoyo del un «Coach de la Conciencia» para todo lo explicado en este artículo, y mucho más, es aquí.

Mucha gracias por dejarme explicarte que puedes salir de donde estabas sin ningún problema.

De una forma totalmente segura.

Abrazos desde fuera de la habitación.

----------------------------------
Comparte con tu comunidad:

¿Conectas? Suscríbete

Te enviaré una ALERTA cada vez que publique nuevo contenido. Es completamente gratis y puedes darte de baja cuando quieras.

Haz una donación

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00