#141 – ¿Soy Yo o Es El Otro?

Hay gente que me causa rechazo y no puedo hacer nada al respecto.

Es como que hay algo que me hecha para atrás. Por ejemplo, quiero leer sus posts de Facebook e Instagram, ver sus vídeos de YouTube, me interesa lo que tienen que decir, intelectualmente, supongo, pero en el momento que me pongo a la acción y digo: “voy a ver el vídeo de esta persona”…

¡Joder, es que no puedo!

Y entonces tengo que tomar la decisión de no verlo. Y dejarlo atrás. Soltar esa idea y esa persona por completo y… “a otra cosa, mariposa”.

Es un punto de no retorno. O sea, la Mente lo quiere ver y lo voy posponiendo y posponiendo durante unas horas, unos días, pero llega un momento donde se produce una ruptura…

A mi Mente le da rabia y se pregunta: “¿Por qué, por qué no puedo verlo si tenía ganas de verlo? ¿Por qué me provoca rechazo?

Ohh, y entonces entro, aunque sea momentáneamente, en el maldito debate de si no puedo ver el vídeo de esa persona por culpa mía o por culpa de la otra persona. No culpa, Responsabilidad, ya me entiendes.

Es el debate profundo de si siento rechazo a eso porque la otra persona tiene algo malo o porque yo estoy sintiendo algo de mí, un Aspecto mío, a través de esa persona. Porque, claro, como toda la Energía es Mía, toda la Energía Soy Yo…

Es un debate que creo que nunca resuelvo. No acabo de poder responder a esa pregunta. ¿Es por mí o por la otra persona?… Supongo que depende de la Perspectiva con que lo cojas, del nivel de Profundidad al que te permitas ir.

Y al final, inevitablemente, sale una parte intelectual más profunda y me dice: “No, es por el otro, tío. No está siendo auténtico. Tiene algo que no te conviene. No está actuando desde su Esencia y a un nivel intuitivo profundo, tú, como ser sensible que eres, lo estás captando. Y por eso te produce rechazo, Guillem. No es un problema tuyo”.

Ahh, y esa voz casi casi me convence cada vez, pero no del todo… No al 100%…

A la mierda pues. No miro el vídeo y ya está.

¡Y después hay más! La cosa no acaba… La última voz que aparece es: “No, no, claro que es problema tuyo, capullo. Y lo sabes. Ese video contiene una cosa que no quieres ver de ti mismo. Ese rechazo que sientes es el miedo a enfrentarte a algo tuyo que verás ahí reflejado”.

Y así estamos, como la imagen esa de los dibujos animados donde al personaje le aparecen un pequeño ángel a un lado de la cabeza y un pequeño demonio al otro. Y el primero dice: “No, no lo hagas, eso no es para ti porque es malo”. Y el segundo dice: “Sí, hazlo, que ya verás como te gustará y sacarás algo bueno”.

Y es en este momento de Dualidad mental cuando decido, supongo, no hacer ni una cosa ni la otra y creo un “nuevo Personaje” que, ni necesita ver el vídeo ni no necesita verlo.

Hago una Respiración Profunda y salgo del Personaje del “Sí” y el “No”. Salgo de verdad y ya está.

¡A la porra con la Dualidad!

Ok, sin más novedad en el frente. Hoy tenía el impulso de escribir sobre esto.

PD. Acabo reiterando que, de todas formas, nunca sé el por qué mi Personaje siente el rechazo hacia el otro Personaje. Pero al que Respira, ajeno a cualquier historia, no le importa absolutamente nada.

----------------------------------
Comparte con tu comunidad:

¿Conectas? Suscríbete

Te enviaré una ALERTA cada vez que publique nuevo contenido. Es completamente gratis y puedes darte de baja cuando quieras.

Haz una donación

Si este contenido te está siendo de utilidad, considera hacer una donación para colaborar con los costes anuales de mantenimiento de la página. ¡Muchas gracias!

3 comentarios en «#141 – ¿Soy Yo o Es El Otro?»

    • Jaja. Pues a veces sí y a veces no. La gracia es que, si veo el video, después, ya es con una parte de mí que no siente rechazo, fuera cual fuera el motivo inicial del rechazo. He soltado una Identidad y he adoptado otra… Y sigo siendo Yo. Ahí está el tema.

      Responder

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00