#134 – Cómo Yo llegué a la Conciencia de mi Yo Soy

Creo que ocurrió hace 3 o 4 años. O 5 o 6… Va pasando el tiempo y siempre digo que fue hace 3 o 4 años.

No hay una fecha concreta, pero sí una Sensación concreta. Un darse cuenta o un hacerse consciente de forma muy clara.

Después de una variedad de experiencias a lo largo de años, un día me dije a mí mismo: «Oye, esta cosa que estoy viendo, que estoy experimentando… Esta cosa tan inmensa, increíblemente inmensa que veo que soy, que viene de algún sitio, oye, ¿no será esto el Yo Soy, mi Presencia Yo Soy?… Sí, claro. Debe ser eso. Entonces, mmm… Ya Estoy Iluminado, ¿no? Llevo veinte años de mi vida leyendo canalizaciones y oyendo a los Maestros Ascendidos hablar de esta cosa llamada el Yo Soy, el Yo Soy Lo Que Yo Soy, y… ¡me creía que lo entendía de verdad! Pero no. Solo era un concepto espiritual mental muy guay. Pero no lo entendía realmente. Porque no lo estaba viviendo. Pero ahora sí. Vaya, tengo la certeza… Es esto que estoy viendo. Ahora lo veo claro. Oh, se siente muy claro. No tengo dudas. Esto es el Yo Soy. Esto es Lo Que Yo Soy de verdad».

Esta fue mi conversación conmigo mismo. Con nadie más. No había nadie más conmigo ese día. Ni físico ni no físico. Ninguna persona y ningún ángel. Ninguna entidad, ningún guía, ningún Maestro Ascendido. Vi de facto que cuando uno se da cuenta de su Presencia Yo Soy, uno está solo. Es algo que le ocurre a uno y solo a uno. No interviene nadie ni nada más.

No recuerdo ni donde estaba ni lo que hacía. Solo recuerdo ese darme cuenta. Ese Sentirlo de verdad. Ese Vivirlo. La Totalidad de Lo Que Yo Soy. Más Allá del Guillem humano. Mucho Más Allá. Oh, ¡y mucho más grande! Tan grande. Tan eterno… Bueno, «eterno» no necesita el adverbio «tan». Si es eterno, es eterno, no puede ser muy eterno o poco eterno. Jaja.

Pero ese fue el día. Aahhh…. De hecho, no sé si fue un solo día o la conjunción de muchos días, de muchas Experiencias y «darme cuentas». Creo que se juntó Todo, Más Allá del Tiempo y el Espacio, y en un Momento Presente viví todos los Momentos Presentes. Podríamos decir que todas las Experiencias previas de contacto con mi Divinidad o Yo Soy se juntaron en un solo Punto de Conciencia.

Y desde ese Punto, desde ese momento, pues resulta que Yo Estoy Iluminado. Soy un Maestro Ascendido. ¡Ala! O descendido o lo que sea. Y estoy vivo. Y a veces se lo cuento a la gente de mi entorno que creo que lo pueden entender. Y la mayoría se ponen nerviosos, aunque hagan ver que no. Y me dicen que sí, pero yo sé que no… No lo entienden. Y es normal. Esto no se puede entender si no lo vives… Pero yo lo cuento. Venga. ¿Por qué tendría que decir mentiras? ¿Por qué tendría que negar quién soy? No. Lo cuento. Porque mola. Y porque, además, es la verdad.

Igual que lo escribo aquí, en este blog. Cada uno de los posts que escribo tiene como razón de fondo explicarte qué es darse cuenta de Todo Lo Que Eres, no desde la Mente sino desde Todo Lo Que Eres, precisamente.

Todo cambia y todo se vuelve relativo. Vaya, por si no lo hubiera sido hasta ese entonces en mi Vida… Pero solo era una espera. Un tiempo de espera. No sé, 46, 47 años, esperando este momento. Y al final llega y te das cuenta de que es real. Y te das cuenta de que es diferente a como te lo estabas imaginando, si es que te lo estabas imaginando. Que seguro que sí.

No, perdona, el Yo Soy no se puede imaginar con la Mente. Es otra cosa. No se percibe, no se contacta con ello, se ES. Uno se Convierte en ello. O no.

Y te estarás preguntando: «¿Y qué pasó despues? ¿Cómo es tu vida ahora? ¿Qué transformaciones has tenido?». Y yo te contestaré: «Ninguna, más allá del hecho de que soy consciente de Ello». Gracioso, ¿verdad?

Creo que todos, desde nuestra perspectiva humana, tenemos el concepto de que la Iluminación es algo que transforma tu Vida Humana, algo extraordiario que te convierte en un súper-ser, en un gurú, en un Dios Encarnado, en una especie de Adonis o Afrodita todopoderosos… Y que entonces eres capaz de conseguir cualquier cosa.

Nah. No Aquí en la Vida Humana. Todo continúa igual. Si tu Vida era una mierda, pues me parece que lo continuará siendo. Y si tu Vida era genial, pues eso. Si acaso, lo que sucede es que se magnifica todo. Y me dirás: «No, pero tío, no puede ser. Esto de iluminarse tiene que ser la puta ostia, ¡no me jodas!». Meh. Bueno.

A ver…

Sí, claro que sí que es la puta ostia. Pero no de la manera que te imaginas. Sí, te lo aseguro, es la re-que-te-puta-ostia, y más, de alguna forma, pero tu Vida Humana continúa igual. Solo que eres consciente de Todo tu Ser pero no lo puedes aplicar directamente para cambiar tu Vida Humana. Con tu Voluntad Humana, me refiero. Solo puedes dejar que Ello haga lo que tenga que hacer. Ello es la Voluntad Divina, el Yo Soy. Tu Humano pierde todo el Poder. De hecho, te das cuenta de que es obligatorio Soltar toda ansia de Poder y toda ansia de mejorar tu Vida Humana.

Mientras estás intentando todo eso, que es lo que intentamos todos los humanos, el Yo Soy se vuelve a fragmentar, se retira y te observa. Observa a su personaje humano manipular y luchar desde la Mente y se ríe. Esperando el momento en que el humano se suelte a si mismo y, una vez más, se dé cuenta de que No Es el Humano, Solo, sino que Es el Dios, También. Es algo muy peculiar.

Una cosa es segura, hay que rendirse. Todo esto pasa Más Allá de la Mente. Uno no llega a la Iluminación cuando quiere su Identidad Humana. Ya lo he dicho varias veces. La Realización llega cuando es el momento de cada uno. Da igual los cursos y los talleres que hagas, los sabios que visites y las horas de Respiración Consciente que hagas. Bueno, que crees que haces… Porque conscientes, conscientes, que digamos, las respiraciones son muy pocas. Seamos honestos, Respirar con Conciencia es Respirar con tu Yo Soy. ¿Has descubierto cómo hacerlo, tú? A mí me costó bastante.

Ok.

¿Y qué estoy haciendo con mi Iluminación? Pues, colega, nada. Vivirla e intentar escribirla. Y nada más. Una cosa sí que me tiene un poco inquieto: ¿Por qué no hay más gente que habla sobre esto desde su propia Experiencia? No veo a muchos. Y no me creo que no estén ahí. Y otra cosa: si te viene alguien con un curso o un taller o lo que sea, asegurándote que harás un gran avance hacia la Iluminación y que si patatím y que si patatám, mmm, no hagas mucho caso. Nadie te hará llegar a Ello. Tú te harás llegar a Ello.

No digo que esté mal buscar información, ayuda, inspiración. Al contrario. Todo el mundo lo hace. Solo estoy diciendo que cuando te llegue el Momento, llegará, y punto. Ocurrirá solo. Y entonces verás Todo Lo Que Tú Eres por ti mismo. [Si así lo eliges, deja que estas palabras resuenen en ti en los próximos meses, años y vidas…]

Esta es mi Experiencia. Quizá otros tendrán otra. Así llegué Yo a la Conciencia de mi Yo Soy.

Ninguna persona que se haya convertido en su Yo Soy te vendrá vendiéndote cursos. Los que venden solo hacen eso, vender. Entiéndeme, vender está perfecto, yo también lo hago. ¡Cómo no! Mira, quizá alguien te venda un subidón o una muy buena Experiencia, claro que sí. Nada en contra. Sin juicios. Pero la Realización de verdad de tu Dios…… Eso ocurrirá cuando estés libre de todo y de todos.

Una persona iluminada de verdad te dirá que llegarás cuando sea tu momento. Aunque eso no venda guay y no sea muy bonito de escuchar para la Mente. Pero es la Verdad. Mi Verdad vivida.

O sea que continúa respirando e indagando y tomando todo aquello que te llega. Piensa que si te llega, es lo natural y lo correcto. Es así de simple. Cuando te llegue la Iluminación, si es que tiene que llegarte pronto, será totalmente natural y sin esfuerzo. Cuando no escuches a nada ni a nadie y la Energía de tu Mente haya llegado al Punto Cero, es decir, no haya Mente, entonces te convertirás en «Lo Otro que Tú Eres», tu Conciencia.

En este blog, tal como anuncio en la página de inicio, escribo (en 1ª persona) sobre Despertar Espiritual e Iluminación. Si compras una de mis sesiones de coaching, tendrás delante alguien que te repetirá todas estas cosas y te hablará sinceramente de muchas más…, siempre de igual a igual y sin jerarquías. Pero lo que se dice llegar a Ello, llegar a la Conciencia de tu Yo Soy, solo llegarás tú, el día que TÚ tengas programado para ti.

----------------------------------
Comparte con tu comunidad:

¿Conectas? Suscríbete

Te enviaré una ALERTA cada vez que publique nuevo contenido. Es completamente gratis y puedes darte de baja cuando quieras.

Haz una donación

7 comentarios en «#134 – Cómo Yo llegué a la Conciencia de mi Yo Soy»

  1. Jajajaja, qué bonito esto también, Guille 🙂 A mí me libera leer ésto, siento el potencial de liberarme de todo lo que no Soy Yo. Me siento más ligera, entrando más fácil en estado Clown…y con ganas de reir además (mi payaso no se ríe casi nunca).
    Las sensaciones que tengo ahora son de ser una pompa de jabón …o muchas. Soy de colores y me voy flotando…¡¡Hasta pronto amiguitos!! 🫥👣👋🪂🧚🌟✨

    Responder
    • Esa es la intención, si es que hay alguna (shh, sí la hay), detrás de mis palabras. Ayudar a liberarse a la gente que me lea. Soy un abrelatas de Conciencia. Abro las latas de atún que tenemos como cerebro. No puedo evitarlo. Tu Clown es tu Yo Soy. Como diría Julio Iglesias guiñándote el ojo: «Y lo sabesss». El Clown nunca se ríe y nunca llora. Si acaso hace reír o llorar a los demás. También es un abrelatas, pero en vez de salir atún salen emociones. ¿No? Me suelto en el comment… Nos vemos flotando por ahí, my friend.

      Ostia, ahora me apetece un bocata de atún. Mierda, que estoy a dieta… 😀

      ¡Besos!

      Responder
  2. 🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧más allá de tus palabras, es muy genial la ligereza de tu frecuencia jajaj es como esas estrellas del fondo, o tu logo, como que van «en serio» pero a la vez no, aajjaja! Y bueno la iluminación es un poco eso, no? Es monumental en apariencia, pero luego es simplemente la vida burbujeante… pero a la vez no, y luego más burbujas, y en fin es un Y diría el Adamus (ya tenía que aparecer este huaso jajaja)… A seguir burbujeando nomás y permitiendo que la realidad se haga burbujas de multirealidad y pum!🛁🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧🫧

    Responder
    • Gracias, Gabiam. Como diría nuestro viejo amigo Tobías: «It doesn’t matter. It really doesn’t». Tan cierto. Pesadez o ligereza, en serio o en broma. «It doesn’t matter». Burbujas que se dan cuenta que no son burbujas. Que lo son «Y» que no lo son. Sí, el infame «Y» del tío Adamus. Jaja, he tenido que buscar esta palabra: «huaso». Incivil y grosero. Exacto. A veces.

      Responder
  3. Poniéndome más serio y «técnico» esta frase es alta perla: «Solo que eres consciente de Todo tu Ser pero no lo puedes aplicar directamente para cambiar tu Vida Humana. Con tu Voluntad Humana, me refiero. Solo puedes dejar que Ello haga lo que tenga que hacer. Ello es la Voluntad Divina, el Yo Soy. Tu Humano pierde todo el Poder. De hecho, te das cuenta de que es obligatorio Soltar toda ansia de Poder y toda ansia de mejorar tu Vida Humana.»

    ufff tremendo eso….

    Y a la vez tengo mis propias percepciones al respecto….

    Podés elegir cosas, eso si podés hacer. Y podés elegir desde lo mental o desde la inspiración. Y permitir que la luz entre más en tu presente a través de esas elecciones (o no)…

    La intuición te puede decir:
    «Che Gabiam, vamos al río más seguido que ahí permitís y recibís mejor todo este flow divino que a la vez acelera o equilibra un montón de cuestiones humanas en tu vida» (bueno no te lo dice así, pero vamos a suponer que si).

    Y vos podés hacerle caso a esa intuición o poner peros, debos y un montón de boludeces y hacerlo difícil y complicado. Y/o simplemente no ir al río. Y bueno hay elección ahí… seguir tu flujo o no. Entonces todo el mambo del humano pasa de pronto por confiar cada vez más en esas intuiciones, señales, insights, revelaciones, claridades, sincronías, confirmaciones, etc. o seguir dudando de él mismo o dandole credibilidad aún a fórmulas anticuadas y ajenas. Si realmente realizarse y luego permitir esa realización encarne más y más, es una renuncia al poder y al control total.
    Solo que dicho así, para muchos suena como una vida de «Dios sometiéndote…» cuando en realidad es algo mucho más chill out.
    Es más como un: «Che, vamos al río porque yo tu alma (que estoy en un montón de potenciales a la vez) vi que en ese potencial específico de ir al río, la pasamos mortal, y yo y vos nos conectamos más facilmente. Aparte que ese río abre la puerta a todo otro sendero de potenciales increíbles y creativos… Vamos al río, por favor humano terco !!!» jajajajajaj!
    Dios! Que divertida y a la vez tan tragicómica esta historia ajjaja! En fin seguro poca gente (dormida, despierta o realizada) se va a sentir identificada XD !

    Abrazo, master «bubbles»! Me di el permiso de volver a pasar por acá…
    Es un casa muy amena de estar 🫶🏻

    Responder
    • Tienes toda la razón. Tal como lo escribo yo, suena como categórico e invariable. Esa es la teoría, la palabrería, pero luego está la práctica que sería algo muy flexible… ¡Si diriges tus pasos hacia el río! Tal como dices. Mejor no lo puedes explicar. Solo hay dos opciones: o te tiras al río o te tiras al río. Jaja. Los conceptos Voluntad Humana y Voluntad Divina son súper para explicar todo esto. Hay quien dice que siente que su Divinidad le hace «bullying». Y eso es porque aún se identifica demasiado con la Identidad Humana o a al menos a ratos. Nos pasa a todos. En fin, es un juego que tiene su «qué». «Let go and let God» es otra frase molona que lo explica bien.

      Gracias Gabiam por tus palabras y por este honesto comentario que aporta mucha flexibilidad. Ahí andamos permitiendo la magia como se puede y aprendiendo unos de otros ❤️

      Responder

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00