#124 – Tú y el puzle de tu existencia. Segunda Parte

En la Primera Parte de este artículo, hablé sobre lo que es el Ascendido Designado, esa última Vida en la Tierra, previa a la Ascensión, que algunas personas estamos experimentando. Y utilicé la metáfora de un puzle para expresar lo que para mí significa Integrar todos mis Aspectos. Y FINALMENTE ACEPTARLOS.

¿Quiere decir esto que yo he completado este proceso? No, necesariamente. ¿Quiere decir que soy consciente de ello? Sí. Al menos, en el momento de escribir estos artículos, lo soy. Y, ahora mismo, todo esto, está más integrado o anclado en mí.

Pero, a ver, ¿qué es, realmente, el Ascendido Designado? Bueno, es un concepto que creamos la gente del Círculo Carmesí, los Shaumbra, y que sirve para dar nombre a la Vida previa a la Ascensión, es decir, cuando un Ser Humano acaba su ciclo de encarnaciones en el Planeta Tierra y, por decirlo de alguna manera, se gradúa y pasa a un nuevo nivel.

Y este tema se puede explicar de muchas maneras y cada persona tendrá su Experiencia. Por favor, entiende que esto del Ascendido Designado y la Ascensión son solo una manera de explicar mi Experiencia, no una verdad absoluta. Las verdades absolutas no existen, según mi opinión. Somos Conciencia creando Realidades, y cada Realidad puede ser muy distina. Bien, descargo de responsabilidad hecho. Si esto no resuena con quien eres y con tu Experiencia, no hagas caso.

Entonces, y si has leído la Primera Parte, ¿qué es lo que sucede con la Vida del Ascendido Designado una vez ha completado el puzle de su existencia?

Y esto, en mi caso, es mucho decir, porque no sé hasta qué punto yo mismo he «colocado» todas las piezas del puzle… A veces estas cosas no son tan claras. Quiero decir, puede que uno «no alcance a ver» si falta alguna pieza del puzle por «colocar». Y si esa pieza está encima de la mesa esperando a ser colocada o está perdida en algún lugar de la Casa…

¿Recuerdas? Esta es la manera a través de la cual, metafóricamente, explicaba el tema de los Aspectos más fragmentados o Aspectos Oscuros. Aquellas partes de nosotros que todavía no hemos aceptado conscientemente. Y cuando digo conscientemente, NO me refiero a mentalmente, me refiero a una Aceptación más desde el corazón, desde la globalidad que somos como Cuerpo, Mente y Espíritu. No se pueden Integrar los Aspectos Oscuros desde la Mente. De hecho, no se puede Integrar ningún Aspecto desde la Mente. Es un juego inacabable. Esto es algo que se hace desde otro lugar de uno mismo. Desde lo que somos en Esencia.

Y esta Aceptación de todas nuestras partes es algo muy sutil. Colocar todas las piezas del puzle puede parecer fácil, pero… ¡que levante la mano quien sienta que ya lo ha hecho!

AH, PERO TRASCENDAMOS EL ESPACIO Y EL TIEMPO Y VAYAMOS AL LUGAR DONDE EL PUZLE YA ESTÁ COMPLETO Y EL ASCENDIDO DESIGNADO ES CONSCIENTE DE QUE YA HA TERMINADO SU TRABAJO. Y ESTOY HABLANDO DESDE EL FUTURO, SI TÚ QUIERES, O DESDE EL PRESENTE, DA IGUAL. DE HECHO, CUANDO TÚ SABES BIEN QUIÉN ERES, EL TIEMPO ES UNA ILUSIÓN.

Esto no es una progresión lineal de eventos que suceden… Como a veces he dicho, es más bien una acumulación de Experiencia, hasta que uno ya no necesita más Experiencia. El vaso sobre el cual caen las gotas de agua de la Experiencia ya está lleno y rebosa. Otra metáfora.

Y, por este motivo, la Vida del Ascendido Designado es la última en este plano.

Ok. Pero hablemos de la cualidad de la Vida del Ascendido Designado… Ya hemos dicho que no es una Vida como las demás Vidas, sino que es como una recopilación de todas las Vidas: «ponerlas encima de la mesa» y «colocarlas en su lugar» sin dejar ninguna atrás. El puzle.

¿Quiere esto decir —y esta es la gran pregunta— que yo no puedo Vivir mi Vida de Ascendido Designado como un Ser Humano normal?… Pues no y sí.

Me explico. Porque este es el principal miedo que uno tiene cuando descubre que es el Ascendido Designado. Y no solo el principal miedo, sino que realmente uno se encuentra con que, muchas veces, y digamos, en general, uno no encaja con la Vida que viven las demás personas en este planeta y con lo que se nos ha contado que es una «Vida normal». Y si tú estás en este proceso, como yo, sabes perfectamente de lo que hablo.

¿Cuándo encajaste en la Vida? Nunca. Porque tú no estás Aquí para Vivir otra «Vida normal» y acumular más Experiencia en tu vaso vital o en tu puzle «trascendental», el cual ya está completo en si mismo, pero «desordenado». Estás aquí para otra cosa.

Y vayamos ya al meollo de la cuestión. Rematemos el tema.

Estás Aquí para vivir con Todo Lo Que Tú Eres, con tu Conciencia, con tu Humano y tu Divino juntos. Y eso es algo que está por descubrir. Muy poca gente lo ha hecho y lo está haciendo. Eso es la Ascensión Encarnada, la Iluminación Encarnada, vaya, quedarte en este planeta como Ser Humano habiendo trascendido tu Humanidad.

Y ESO ES, PRECISAMENTE, LO QUE HACE EL ASCENDIDO DESIGNADO CUANDO YA HA COMPLETADO EL PUZLE QUE ESTÁ ENCIMA DE SU MESA.

Deja de ser el Ascendido Designado y pasa a ser (se transforma en) lo que alguna genta llama Merlín, o Mago, o lo que sea. Y entonces la Vida y tu Realidad y Quien Tú Eres es algo completamente diferente. Esa sería la Libertad última y lo que algunas personas hemos venido a hacer.

Y si todo esto te asusta, entonces es buena señal, porque sabes que tarde o temprano todo Ser Humano llegará a ello y tú también. Respira con profundidad y pregúntate si esta Vida tuya es la del Ascendido Designado y, más aun, si cuando hayas completado el puzle de tu existencia —y tómate el Tiempo que te haga falta—, trascenderás ese rol y te quedarás en esta Realidad «un rato» como un Cuerpo de Luz. Porque entonces es cuando aparece el Cuerpo de Luz, sí, y eres capaz de entrar y salir de Realidades con plena Libertad.

Dicen…

Porque yo todavía no he llegado a eso. Y si te soy sincero, lo creeré cuando lo vea, o más bien, cuando lo experimente, si es que eso llega.

Aahh…, de momento déjame colocar esa pieza que hoy, mientras respiraba a las 7 de la mañana en la cama, antes de levantarme, he visto, he identificado… Esa pieza que creo que tenía olvidada. Esa pieza con la que he estado jugando probablemente durante mucho Tiempo en mi mano, y que ahora ya está en el lugar que le corresponde en el puzle. Ya está en su Hogar, bien encajada en casa del Creador que la creó.

Y está en paz, igual que lo estoy Yo.

Nada más. Un beso y buena suerte a todos en este desconocido pero bello proceso. Con cada pieza que ponemos en nuestro puzle, cada uno de nosotros, el Mundo y el Universo ruedan y se vuelven mejores. Sí, ellos se convierten EN AQUELLO QUE SERÁN cuando nosotros nos convertimos EN QUIENES SOMOS.

Sin fragmentos olvidados.

----------------------------------
Comparte con tu comunidad:

¿Conectas? Suscríbete

Te enviaré una ALERTA cada vez que publique nuevo contenido. Es completamente gratis y puedes darte de baja cuando quieras.

Haz una donación

4 comentarios en «#124 – Tú y el puzle de tu existencia. Segunda Parte»

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00