#111 – Acostumbrarme a la Simultaneidad (y contarlo)

Este «invento» o este «business» de la Realización va principalmente de una cosa: la Simultaneidad.

Es decir, que te conviertes en varias cosas simultáneamente. Bueno, en muchas, en Todas Las Que Eres, realmente, que pueden ser mogollón-mogollón. Muchas.

Pero simplifiquemos en dos, como vengo diciendo: el Humano y el Yo Soy. O el Humano y el Divino.

Mira, este punto de la Simultaneidad es algo muy importante y quiero expresarlo.

Cuando llegas a la Realización no es que dejes de ser Humano y te conviertas en el Yo Soy, es decir, en un Ser Iluminado, y el Humano desaparezca.

No.

No dejas de ser una cosa y te conviertes en otra.

Eres las dos a la vez, simultáneamente.

¿Cómo te podrías quedar aquí sin el Cuerpo Humano?

Eso.

En la Iluminación Encarnada, es decir, cuando te haces consciente del Yo Soy, te conviertes en ello (eso es simplemente la Iluminación) y, además, te quedas en el Cuerpo Humano (eso es la Iluminación Encarnada), LAS COSAS OCURREN SIMULTÁNEMANETE.

Eres el Humano y eres el Yo Soy (tu parte divina, tu Todo), las dos cosas a la vez.

¡Eres consciente de las dos cosas a la vez!

Eres ambas a la vez.

El Humano no desaparece, sino que queda contenido en el Yo Soy.

A ver, que previamente ya lo estaba, contenido en el Yo Soy, pero tú no te dabas cuenta.

Y ese «darse cuenta» es la Iluminación.

Así de simple.

Todos estamos iluminados porque todos tenemos un Yo Soy, pero no todos somos conscientes de nuestro Yo Soy.

Hasta qué punto eres consciente de tu Yo Soy, eso ya es una pregunta que debes responder tú. Es una pregunta que debemos responder cada uno.

Precisamente por eso escribo este blog, para dar una respuesta a esa pregunta.

Primero a mí.

Y, después, dar un ejemplo a los demás.

Yo Estoy Iluminado porque conozco quién soy de verdad, sé quién soy de verdad, porque me he convertido en ello y tengo acceso consciente a ello en cualquier momento. A veces cuesta, pero generalmente respiro y me convierto en ello sin más problema».

Sí, proveer un ejemplo a los demás. Ser un estándar. Rollo «si este tipo ha llegado, yo también puedo llegar». ¿Sí?

Abrir una puerta real.

Eso es lo que me empuja a proclamar a los 4 vientos que estoy iluminado.

Y, de hecho, lo hago con frecuencia con gente que conozco. No solo lo explico en este blog.

Tengo amigos, con cierto nivel de Conciencia, al menos, que sé que me pueden entender, y cuando los veo se lo cuento: «¿Sabes, colega, Yo Estoy Iluminado».

Haha. Claro que sí. ¿Por qué no?

Algunos se ríen de mí… Otros se quedan callados o lo niegan con vehemencia, quizá por celos o vete tú a saber… Otros me dicen que estoy loco y que les doy pena cuando digo cosas así… No sé, cuando les digo cosas como que no solo existe esta Realidad sino otras Realidades, que existe algo que es el Yo Soy o la Divinidad Personal y que todos la tenemos…

Es muy gracioso, ¿sabes?

Porque soy muy sincero cuando lo digo: «Eh tío, Yo Estoy Iluminado. Y, además, de verdad». Soy muy convincente cuando lo digo.

¿Sabes por qué? Porque no estoy mintiendo. Porque estoy diciendo la verdad, aunque prácticamente nadie lo comprenda, aparte de algunos amigos online desperdigados por el mundo y algunos lectores de este blog.

Y es que es la verdad. Cuando uno llega, llega, y no hay duda. Ninguna.

NINGUNA.

A ver, no se lo contaré a mi madre o a mi hermano o a amigos que sé que no me entenderán, pero a los que sí tienen el potencial de entenderlo, pues sí se lo cuento.

¿Por qué tendría que seguir haciendo ver que no estoy iluminado y no decirlo nunca?

Y también es el Ego, claro que sí, mi pobrecito Ego, que necesita explicarlo y que le den unas palmaditas en la espalda.

Sí.

¿Y?

Normal, eh. Nada del otro mundo.

Y entre los que se ríen, los que me ignoran y los que tienen miedo de que sea verdad y que también un día ellos se puedan iluminar (en esta vida o en otra), pues está ESTE ACOSTUMBRARME A LA SIMULTANEIDAD EN EL QUE ME HALLO, ESTE ACOSTUMBRARME A QUE SOY HUMANO Y DIVINO A LA VEZ.

Ale, ya lo tenemos, corasónngg.

PD. Y que me zurzan, pero… ¿quién quiere Maestros antiguos que se pasan largas horas delante de audiencias explicando lo que NO es la Iluminación? ¿No crees que lo que necesita ahora el mundo son Maestros que expliquen sin tapujos lo que SÍ es la Iluminación?

----------------------------------
Comparte con tu comunidad:

¿Conectas? Suscríbete

Te enviaré una ALERTA cada vez que publique nuevo contenido. Es completamente gratis y puedes darte de baja cuando quieras.

Haz una donación

8 comentarios en «#111 – Acostumbrarme a la Simultaneidad (y contarlo)»

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00